Hoy 24 de junio se celebra el Dia Internacional del Paramedico y Rescatista, profesiones con alto grado humanístico y entrega total. 

La celebración data desde 1859 en las batallas napoleónicas las cuales eran altamente sangrientas con miles de heridos, en esa época destacaba un altruista  como Henry Dunant quien dedico su vida a la atención de estos heridos y crear las bases de la atención en escena y su importancia. Allí también crea sus bases lo que es en la actualidad la Cruz Roja Internacional.


En nuestra región la importancia que se le da a nuestra profesión varia según los países, en la actualidad el nivel de tecnificación y profesionalización es bastante alto.


 Los constantes casos atendidos a diario nos marcan de manera definitiva a lo largo de nuestra carrera, en lo personal hace 5 años tuve que atender a dos hermanos gemelos los cuales venian de una fiesta y una camioneta a alta velocidad los impacto separándolos 2 metros de diatancia de si mismos. fuy la unica ambulancia en la escena y tuve que estabilizarlos y trasladarlos al hospital local, los lesionados murieron horas despues.

Hace 4 años se presento en la estación una niña de 7 años débil con sangre en sus partes intimas, la atendí de manera integral con un alto nivel de psicoterapia de apoyo mientras acudíamos al centro médico.

Ese mismo año en la atención a un motorizado herido por arma de fuego apuntaron a mi compañero conductor exigiendo el salvar la vida del lesionado. 

Estas cosas pasan a diario, en guardias extendidas muchas veces sin paga alguna, guardias que hasta los alimentos, vestimenta y equipos personales de trabajo tenemos que adquirirlos nosotros mismos.

Sin embargo salimos con las mismas ganas ya que es una pasión y modo de vida irreemplazable.


Mil felicidades colegas del mundo, sigamos adelante a pesar de las adversidades, un abrazo del alma. 

FELIZ DÍA